De oportunidades perdidas

De oportunidades perdidas

Se dice en el mundo de los negocios que la “buena suerte” es el resultado de cuando la preparación y la oportunidad se encuentran, y aunque en raras veces las oportunidades parecen elusivas, es más frecuente lo contrario, que estas golpeen a nuestra puerta pidiendo a gritos que las dejemos pasar. Lastimosamente, no siempre estamos preparados para explotarlas, sea porque nos falta visión, sabiduría o inclusive humildad para reconocerlas. En muchos casos, esto puede resultar muy pero muy costoso.

Casos muy famosos son constantemente lecciones valiosas para académicos y empresarios. Entre los más reconocidos están Blockbuster, quien se negó a comprar Netflix en el año 2000 por 50 millones de dólares, lo cual a la postre, fue el punto de inflexión que lo llevó a la bancarrota. Kodak, quien teniendo liderazgo en su mercado y la tecnología para evolucionar tomo la decisión de no hacerlo. Shaquille O’Neal, estrella en los 90’s de la NBA, le cerró las puertas a Howard Schultz, CEO de Starbucks, cuando este le ofreció el ser inversionista en su nueva cadena de cafeterías, argumentando, en sus propias palabras: “Nosotros (los afro americanos) no bebemos café, no creo que vaya a funcionar”; años después, Shaq, se refiere a esta como la peor decisión de negocios que ha tomado en su vida. A J.K Rowling, poco más de una docena de editores le rechazaron la publicación de Harry Potter y la piedra filosofal, libro que marcó el nacimiento de una franquicia que hoy vale más de 15 billones de dólares.

Uno de los casos más representativos definitivamente es el de Yahoo!, quien, a principios del milenio, era uno de los más importantes e influyentes jugadores en el boom del internet.

En 1998, un pequeño startup nacido en un garaje en Menlo Park, California, le ofrece a Yahoo! opción de compra por 1 millón de dólares. David Filo, CEO de Yahoo!, rechaza la oferta de Larry Page negándose a comprar Google. Strike 1.

Cuatro años después, tras ser una de las pocas compañías en sobrevivir la caída de los dot-coms, y reconociendo su error, Yahoo! intenta comprar Google por 3 mil millones de dólares, a lo cual Eric Schmidt, ahora CEO de Google, contraoferta pidiendo 5 mil millones. Filo determina que este valor no representa el potencial de la empresa y retira su oferta. Google hoy vale 101.8 billones de dólares. Strike 2.

Poco tiempo después, en el año 2006, el fenómeno de las redes sociales empieza a vislumbrarse y en Boston, Massachusetts, se celebra un apretón de manos entre Terry Semel, entonces CEO de Yahoo! y Mark Zuckerberg. Yahoo! había ofrecido 1 billón de dólares para comprar Facebook. Una semana después, Semel decide que la valuación es exagerada, rompe el acuerdo y contraoferta a Facebook la compra por 800 millones de dólares. Zuckerberg rechaza airadamente esta oferta, y, a pesar de que pocos días después el acuerdo original fue puesto nuevamente sobre la mesa, el daño estaba hecho y Facebook no quiso volver a escuchar de Yahoo!. 200 millones de dólares le costaron a Yahoo! la oportunidad de adquirir una empresa que hoy se avalúa en 407 billones. Strike 3.

De ahí en más la historia de Yahoo! va de bajada, el valor de sus acciones cayó precipitosamente y dejó de ser parte de los jugadores representativos e influyentes de la industria. En el año 2008, Microsoft buscaba introducir Bing, su propio buscador de internet para competir con Google, y encontró en la situación de Yahoo! la oportunidad que buscaba, ofertando 44 billones de dólares para fusionar las dos empresas. La fusión le hubiera permitido a Yahoo! potenciar sus productos e inyectar capital, sin embargo, Jerry Yang, CEO y co fundador de la empresa, creyó que este monto no representaba el valor potencial de la empresa y rechazó el acuerdo con Microsoft. Esta decisión desplomó aún más el valor de las acciones a tal punto que cuando Yahoo! quiso retomar negociaciones, la valuación de la empresa se había reducido en 24 billones de dólares. Finalmente, en el 2016 tras años marcados por altibajos, decisiones dudosas, litigios por patentes y despidos masivos, Yahoo! es adquirido por Verizon por 4.8 billones de dólares, 40 billones menos de lo que pudo haber obtenido con Microsoft 8 años antes.

Si bien este valor puede parecer bajo, hay que reconocer que puedo haber sido mucho, muchísimo más bajo de no ser por una de las pocas acertadas decisiones de Yahoo! al traer como CEO en el 2012 a Marissa Mayer, quien pudo bajo su liderazgo revertir una situación desastrosa para la compañía y lograr un salto importante en el valor bursátil de Yahoo!, pero esta historia corresponderá a otra entrada en nuestro blog.

Leave a Reply

Your email address will not be published.